Occupie - The Management Tool For Coworking Spaces

Noticias

Los Freelancers pagarán más en Alemania

Ella no paga nada al sistema de pensiones de Alemania y obtendrá los mayores beneficios del mismo, pero está forzando a los freelancers a pagar altas contribuciones a cambio de casi nada: Ursula von der Leyen, Ministra Federal de Trabajo y Asuntos Social

Nexudus - The white-lable management system for coworking spaces
Pixel
The Profitability Of Coworking Spaces
The Major Coworking Events 2017
Cerca de dos tercios de todos los miembros del espacio de coworking en Alemania son auto-empleados. Para ellos, y para todos los demás freelancers en Alemania, un regalo especial de retiro está planeado por el Ministerio Federal – sin embargo, para quién va a resultar siendo este generoso “regalo” está todavía en duda. Bajo el slogan: “Premiando una Vida de Trabajo”, todos los trabajadores auto-empleados serán forzados a pagar contribuciones mensuales a un fondo estatal o privado. Estas contribuciones obligatorias representarán cientos de euros por mes a cambio de una seguridad social básica de la que no se puede vivir. Para muchos freelancers, esto puede ser una señal del final.

En Alemania, a partir de Julio 1o del 2013, muchos trabajadores auto-empleados están a punto de tener que soportar significantes cargas financieras que amenazan su existencia profesional, especialmente para aquellos que cuentan con fuentes de ingresos inconsistentes o precarias. La economía creativa puede llegar a reducirse como resultado. Existe una petición al Parlamento Alemán para solicitarles que revise este proyecto.

El Sistema de Pensiones Alemán actual fue formulado a finales de 1950, como una medida para reparar el daño hecho al sistema durante la hiperinflación de 1920 y la malversación y devaluación de la moneda por parte de los Nazis y durante la Segunda Guerra Mundial. Introdujo una asignación a pensionistas que buscaban retirarse. “La gente siempre va a tener hijos,” declaró el Canciller Adenauer, quien terminó ganando la elección.

Este proverbial “siempre” terminó apenas 15 años después. Desde 1972, la tasa de mortalidad ha excedido la tasa de natalidad, y, no coincidentemente, ningún Gobierno Federal Alemán ha logrado introducir un presupuesto sin tener que solicitar más préstamos. La solución original al problema de las pensiones no era para nada una solución.

Hoy en día, el sistema de pensiones tiene un déficit de cerca de 80 billones de Euros, que no son financiados por levy. La cifra es la suma de la deuda anual nueva, más los intereses e interés compuesto de deudas ya existentes. La contribución a la pensión es, por mucho, el objeto de gasto más alto para el Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales, que, a cambio, representa el gasto más grande dentro del presupuesto federal completo. Además, entre más jóvenes sean los contribuyentes, más es lo que se requiere que paguen y menos lo que obtienen a cambio.

Algunos grupos ocupacionales fueron exentos de esas contribuciones obligatorias a un seguro, incluyendo a la mayoría de los trabajadores independientes, cuyo número se ha incrementado hasta cerca de 26% en los últimos 20 años. Dicho esto, los freelancers obtienen los menores beneficios del gobierno, especialmente de aquellos en que se encuentran entre los grupos con menor nivel de ganancias.

Los Freelancers tienen una buena razón para quedar exentos de esta obligación financiera. Muchos de los riesgos a la vida de un freelancer son autofinanciados, y, a diferencia de los empleados, no cuentan con los mismos beneficios gubernamentales, sin importar que hayan contribuido con fondos al mismo a través del pago de impuestos. Los esquemas de ahorros y beneficios temporales de desempleo son solo dos ejemplos.

El subsidio anual de aproximadamente 80 billones es financiado por una combinación de contribuciones y ganancia por recolección de impuestos. Los impuestos también son pagados por freelancers sin obtener nada a cambio.

Este es el problema que el gobierno federal debería resolver, forzando las contribuciones de ese grupo ocupacional que no tiene la posibilidad de desembolsar más contribuciones. Se tiene planeado un plan básico de retiro, correspondiente a alrededor de 660€ por mes. Un servicio que los freelancers ya estaban pagando, puesto que es parte del programa de seguridad social básico en Alemania.

El gobierno espera obtener contribuciones adicionales comenzando con 250-300€ por mes, con una edad inicial de 22 años. Se espera que grupos mayores de edad paguen más, en un aumento progresivo. Además, se requerirá pagar 100€ más como seguro por discapacidad.

A diferencia de lo que pasa con los contratistas, las contribuciones mínimas no son calculadas como porcentaje de ganancias. Uno no paga menos por ganar menos. Al contrario, los individuos auto-empleados con fondos de pensión para el retiro privados: doctores, abogados, farmacéuticos o, in short, aquellos a quienes los FDP del partido de derechas considera sus votantes, no serán golpeados con contribuciones compulsivas futuras.

En lugar de eso, aquellos que ganan poco, con trabajadores auto-empleados con ganancias precarias se deslizan a través de la red de seguridad federal. Para los muy pobres – aquellos cuyas ganancias estén por debajo del salario mínimo de 400€ al mes – el gobierno generosamente los exentará de las contribuciones obligatorias; sin embargo, cualquier salario por debajo del mínimo es uno del cual no se puede vivir.

No se trata de hablar mal de un sistema cohesivo en el cual todos los grupos demográficos sean tratados con equidad y de acuerdo a su desempeño en un plan nacional de retiro sostenible. Desafortunadamente, la ley propuesta busca hacer lo contrario.

La ministra de Pensiones von der Leyen recibe una pensión nacional, como sus colegas, mucho mayor del mínimo margen de seguridad – sin tener que pagar un centavo al fondo de seguro de pensiones. Lo mismo que los delegados que proponen las leyes. Lo mismo aplica al 1.7 millones de oficiales del estado. Y actualmente no hay manera de reformar el nivel de pensiones ni del Parlamento, ni del Ministerio ni de los oficiales del estado.

Los individuos que no trabajan y viven exclusivamente de las rentas del capital están también exentos del aseguramiento obligatorio. Estas mismas personas han sido privilegiadas en años recientes con disminuciones a los impuestos significantes.

La Encuesta de Cotrabajo Global descubrió que los trabajadores independientes fueron los miembros que experimentaron el incremento más alto en su ingreso desde que se unieron a un espacio de cotrabajo. Las diferencias específicas por ocupación desaparecen, eso es seguro, pero también son, en promedio, aquellos miembros que todavía, muy a menudo, tienen ganancias muy por debajo comparado con empleados y el resto de la población.

Esta ley tendrá por lo tanto un impacto muy serio en ellos y en los mismos espacios de coworking, que corren el peligro de ver como hordas de miembros abandonen el espacio. El nuevo plan no cambiará la sostenibilidad del sistema de pensiones. Seguirá siendo injusto e inseguro.

comments powered by Disqus
Coworking Resources from A to Z
Get Your .SPACE domain