Occupy by Essensys  - Take a tour

Ciudades

Coworking en Madrid

DCOLLAB (all pictures taken by Tilman Vogler)

Nexudus - The white-lable management system for coworking spaces
Pixel
Get access to many results of the Global Coworking Survey
Pixel
The Major Coworking Events 2017
Antes de buscar un espacio de coworking en Madrid, los trabajadores independientes o dependientes deberían decidir si quieren trabajar en un espacio de coworking grande, en uno pequeño o algo intermedio. La localización del espacio y el tipo de usuarios también pueden condicionar su elección. Mientras que hay espacios donde se mezclan todo tipo de freelancers, han surgido también algunos especializados en áreas en concreto. Además, los espacios aceleradores han irrumpido con fuerza en la esfera emprendedora madrileña, y aunque están más orientados a acoger start-ups o empresas innovadoras, no hay que perder de vista las importantes ventajas que pueden aportar a cualquier coworker.

La oferta de espacios de coworking en Madrid es amplia y variada, con lugares que se adaptan a cada profesión, estilo y personalidad.Aunque en España el movimiento del coworking ha crecido más que en otros países de su entorno en el último año, sus especiales características condicionan y definen los espacios en esta ciudad.La mayoría de ellos tienen menos de un año, y muchos se han desarrollado desde oficinas compartidas en estudios creativos.

La situación económica del país, el especial impacto de la crisis en el sector de la construcción, y el aumento del número de trabajadores independientes ha dibujado un escenario donde arquitectos, profesionales creativos y freelancers reinventan los espacios de trabajo y las formas de colaboración y comunicación.

Espacios de Coworking

utopic_US es el espacio más grande y uno de los más conocidos en Madrid. Acaba de inaugurar su segunda ubicación a pocos metros de la primera, en el barrio de la Latina, donde las antiguas fábricas textiles ofrecen espacios tan variados y pintorescos como sus propios usuarios. Además de ser un lugar de trabajo precioso, hay suficiente espacio para acoger eventos, conciertos, talleres y exposiciones, y por si fuera poco, cuentan con un bar-cafetería. Basado en la filosofía de que el espacio físico debe ser la personificación de las redes sociales virtuales, donde todo el mundo es transparente, colaborativo y abierto, utopic_US valora la colaboración creativa por encima de cualquier otra cosa.

Hub Madrid es el lugar perfecto para los emprendedores sociales en esta ciudad. Acorde con la filosofía Hub internacional, la instalación está totalmente enfocada a la comunidad (y también son bienvenidas las personas que no están buscando un espacio de trabajo). Localizado en un antiguo y reformado garaje, es un espacio amplio y abierto con una entreplanta, perfecto para su ajetreada agenda de eventos.

Work Plaza abrió sus puertas en marzo de este año y es el espacio de coworking más reciente en Madrid. Situado en Goya, una de las zonas más caras de la capital española, Work Plaza es único en su modelo de negocio, aplicando tarifas que van desde el pago por minuto hasta tarifas mensuales más económicas. La tarifa inicial incluye un escritorio totalmente equipado, incluyendo portátil, pantalla, teclado, teléfono, y un amplio espacio de almacenaje, además de una prestigiosa dirección. La tarifa plana, que empieza en 135€, va aumentando en función del equipo que el coworker necesite; por ejemplo, un Mac es más caro que un PC. La oficina está decorada con muebles de vanguardia firmados por Herman Miller, que aportan elegancia y comodidad al entorno de trabajo.

Pequeños espacios de coworking en estudios creativos

A un tiro de piedra de la Plaza de Chueca, LEspace Almirante 5 es un espacio íntimo y de diseño limpio, que abre todos los días de la semana y que ofrece espacios de trabajo divididos, flexibles y privados. Sus 14 miembros disfrutan del uso ilimitado de la sala de reuniones, y de un entorno tranquilo y bien equipado en el corazón de un animado barrio. Sus fundadores, Almudena Esteban y Javier Herencia abrieron este espacio en septiembre del año pasado, y están buscando aumentar sus usuarios, de manera se fomente una mayor colaboración.

Noelia Maroto, fundadora de DCOLLAB, es una diseñadora de interiores –hecho visible desde el momento en que se entra a este pequeño espacio de coworking-. Situado en Malasaña, un más que conocido barrio para los freelancers creativos, en este espacio situado en la planta baja de un edificio, lo industrial se encuentra con la elegancia de lo retro y lo vintage. DCOLLAB fusiona espacio para eventos, espacio para exposiciones y espacio de trabajo, una mezcla de la que los coworkers pueden (y son animados para) aprovechar. Cada quince días, sus miembros participan en “Retro Salads”, reuniones durante las cuales comparten sus proyectos y siguen los progresos de sus compañeros.

También en Malasaña está El Patio, un íntimo espacio de coworking que evolucionó desde la oficina multimedia de su fundador. Detrás de sus puertas de garaje pintadas con vivos colores, sus siete miembros de disciplinas creativas trabajan en lo que más bien parece la casa de alguien. Es un espacio abierto orientado hacia su patio –todo un lujo en Madrid. Gracias al entusiasmo de sus miembros, César Borregón, co-fundador, tiene planes para renovar parte del espacio y convertirlo en otra zona de trabajo, y dada la ubicación y el ambiente de este lugar, las nuevas plazas se ocuparán rápidamente.

Freeland Studio, el único espacio de coworking en la zona sur de Madrid, es uno de los muchos que ha evolucionado desde un estudio de arquitectura compartido, un hecho que influye en su enfoque como lugar donde cultivar las relaciones y el crecimiento de los negocios entre los freelancers de la industria de la construcción creativa. Esto se consigue en parte por los acuerdos que Freeland ha establecido con diseñadores y fabricantes de muebles, que muestran sus objetos en este espacio. Además de crear el espacio perfecto para las reuniones con los clientes, los coworkers pueden usar estas piezas cambiantes como inspiración en sus propios proyectos. La zona de trabajo principal es abierta y tiene amplias mesas de dos metros de largo, y las oficinas privadas cuentan con paneles de separación desmontables, para conservar la sensación de apertura. El espacio ha tenido mucho éxito y sus fundadores, Francisco y Ana Cámara se han hecho hace poco tiempo con el espacio contiguo, y planean ampliar Freelance Studio.

Detrás de una puerta de acero sin ninguna identificación, Espacio 6B ha estado funcionando durante varios años, pero hace poco tiempo que se han empezado a llamar a sí mismos espacio de coworking. El espacio es una estudio de arquitectura, con 12 mesas de trabajo permanentes, varias de las cuales se encuentran en la planta intermedia. Espacio 6B no acoge la celebración de eventos ni talleres, pero sus miembros, no obstante, tienen una relación positiva entre ellos y sienten los beneficios de trabajar en un entorno compartido, como ellos mismos nos explicaron.

Coworking en Incubadoras/Aceleradoras

La aceleradora Cink Emprende se inauguró en septiembre del año pasado y 30 empresas y un puñado de coworkers ya lo han convertido en su hogar. Las start-ups miembros son las ganadoras de un concurso de emprendedores y trabajan gratis en este espacio con una sola condición: deben comunicarse y colaborar. Esta condición no sólo no viene nada mal a sus miembros, sino que aporta ventajas al entorno emprendedor que define Cink Emprende (incluso su secretaria, Laura Piñas Calderón, está poniendo en marcha un negocio de secretariado virtual). Intelectuales encuentros semanales, coacher personal y distintos talleres aportan un valor añadido a este entorno.

El espacio incubadora-eventos-coworking llamado garAJE cuenta con una amplia base de miembros –nada menos que 800- formada por freelancers y emprendedores. El community manager, con la ayuda de su red de trabajo virtual, participa activamente conectando miembros entre sí tanto para proyectos como para contratos. Sus treinta y tantos escritorios para coworkers, la biblioteca para emprendedores, cocina y área-incubadora se encuentran un antiguo taller mecánico (de ahí el nombre). garAJE juega un papel muy importante en la extensa comunidad de emprendedores de Madrid.

Espacios de colaboración creativos y conceptuales

Enfant Terrible es un espacio de trabajo colaborativo y expositivo justo al lado de Goya. El concepto de esta tienda es alquilar un espacio de trabajo y exposición donde diseñadores, joyeros y cosmetólogos pueden crear sus diseños y venderlos en la tienda. Rocío, su fundadora, convertida en radiante vendedora, no cobra ninguna comisión por las ventas a los diseñadores de su espacio. El objetivo de Enfant Terrible es crear un espacio donde los diseñadores pueden compartir conocimientos y experiencias, donde se les ayuda a vender, crecer, y promocionar sus negocios.

Fundado por dos arquitectos, Studio Banana es una oficina de proyectos orientada a la colaboración creativa. En sus ocho oficinas acoge a sus 20 miembros de una amplia variedad de disciplinas creativas, admitidos en función de su experiencia, y que trabajan tanto individualmente como en equipos. El objetivo de Studio Banana es ser un lugar de trabajo multicultural y multidisciplinario. Sus miembros organizan talleres y trabajan juntos en proyectos multimedia, de diseño y arquitectura. A menudo participan también en la plataforma audiovisual del propio estudio, Studio Banana TV, creando breves y concisos podcasts, que intentan conectar arte y cultura con una audiencia global. También damos las gracias a Studio Banana por ostrich, que demuestra que sus miembros comprenden que los patrones de trabajo están en constante evolución.

comments powered by Disqus
Coworking Resources from A to Z
Get your .space domain for your coworking space