Occupie - The Management Tool For Coworking Spaces

Coworkers, Espacios

Coworking en EEUU y UE

NextSpace L.A. en Culver City & Sektor 5 en Viena

Nexudus - The white-lable management system for coworking spaces
Join the Global Coworking Survey Newsletter
Coworking Resources from A to Z
The Major Coworking Events 2017
El desarrollo de las comunidades de coworking depende no sólo del espacio en sí mismo, sino también del espacio alrededor de él. En la Encuesta Mundial sobre Coworking, comparamos el desarrollo del movimiento en las dos zonas más grandes. Más espacio (en términos de área) resulta favorable para los espacios de coworking en EEUU. Los espacios de coworking europeos tienden a tener unas conexiones más profundas entre ellos, ya que la conexión física surge más fácilmente en lugares con mayor densidad de población. Los resultados también muestran que trabajar en un espacio de coworking es bueno para la salud, especialmente en EEUU.

Si un espacio de coworking abre sus puertas en EEUU, tendrá, desde el comienzo, el doble de puestos disponibles para coworkers que en la UE. La razón que lo explica es geográfica: la vasta extensión de tierra en Estados Unidos se traduce en un mayor espacio para ocupar en promedio, y en consecuencia, precios de alqulier más bajos por espacios mayores, comparados con la UE.

Mientras que la mayoría de los espacios de coworking europeos se encuentran en las (más caras) ciudades con mayor densidad de población (54%), en EEUU éstos solo representan un tercio. En cambio, un tercio de los espacios de coworking en EEUU se encuentran en zonas suburbanas, e incluso zonas rurales (con menos de 100.000 habitantes). En la UE, esto solamente ocurre en uno de cada diez casos. Es incluso más extrema la diferencia entre los coworkers: el 70% de todos los coworkers europeos se encuentran en grandes ciudades, mientras que en EEUU sólo representan la mitad de ellos.

Más espacio no significa necesariamente más miembros, simplemente que existe la opción en caso de que sea necesario. En EEUU, sucede así, y existe una correlación directa. Los espacios de coworking americanos tienen una media de 44 miembros, mientras que en Europa la media está en torno a los 30.

Los espacios de coworking europeos operan a menudo a plena capacidad, mientras que sus contrapartes en EEUU son más rentables en promedio

Los espacios europeos operan más frecuentemente a plena capacidad y por tanto –y absurdamente- tardan más en llegar al punto de equilibrio financiero. En Estados Unidos, uno de cada dos espacios de coworking tiene beneficios netos recurrentes; en la UE sólo el 30% los tienen, incluso aunque la antigüedad media de los espacios no es muy diferente (18 y 16 meses). Comparados con las start-ups normales, sin embargo, todos los espacios se refinancian relativamente rápido.

Como se explicó anteriormente, el espacio limitado se traduce en un menor nivel de rentabilidad. Esa es la razón por la que los espacios europeos se están expandiendo casi a la misma velocidad que sus más rentables contrapartes americanas. Casi dos tercios de los espacios de coworking a ambos lados del Atlántico se han expandido o se expandirán este año. En la UE la expansión es con mayor frecuencia hacia espacios vecinos, incluyendo locales contiguos a los actuales. En EEUU, los planes de expansión se refieren más a la creación de nuevas ubicaciones lejanas a la actual.

Más espacio, mayor variedad – o mayor diferenciación

El diferente potencial espacial también afecta al área de trabajo. Más espacio permite una mayor variedad, o diferenciación entre distintas zonas de trabajo. Por lo tanto, en EEUU las instalaciones de coworking tienden a ofrecer más a menudo una combinación de amplias áreas de trabajo abiertas y pequeñas oficinas privadas, así como más puestos flexibles. Los espacios de coworking en la UE, sin embargo, se caracterizan más frecuentemente por grandes espacios de trabajo abiertos con puestos fijos (o permanentes) para sus ocupantes.

Los espacios más grandes y flexibles también permiten llevar a cabo más eventos. De media, un espacio de coworking estadounidense acoge unos 7 eventos al mes, mientras que la media europea es de 5.

La mayor densidad ayuda a la interacción

Un territorio más amplio también afecta a la interacción entre los espacios de coworking. En Europa, los espacios tienen lazos locales, nacionales e internacionales, o con muyintensoso ninguno en absoluto.

En EEUU, las conexiones son más esporádicas. Dentro del país, se cuentan más interconexiones, pero son débiles y no tan intensas como en Europa. Las conexiones internacionales son menos frecuentes que en la UE, pero esto se debe sencillamente al tamaño de los Estados Unidos, cuya área geográfica excede a la de los 27 países de la UE juntos.

A los coworkers en EEUU les gusta la comunidad, los europeos prefieren horarios de trabajo flexibles

Un espacio de coworking no es un espacio de coworking sin sus miembros. En un lugar donde la gente convive, está menos segregada y donde existen (hasta cierto punto) sistemas sociales nacionales más completos, existe una menor necesidad –o deseo- de comunidad; o mejor dicho, una versión más suave de la misma, como en muchos de los países de la UE. En cambio, pertenecer a una comunidad fuerte, es uno de los factores más importantes para los coworkers en Norteamérica.

Por otro lado, los europeos están especialmente interesados en horarios de trabajo flexibles (96%!). La interacción con otros coworkers ocupa un segundo lugar, y lo consideran casi tan importante como sus colegas en EEUU (primer lugar). La mayor diferencia entre los coworkers de la UE y EEUU radica en la necesidad de trabajo interdisciplinario, que los segundos encuentran más importante.

Y, ¿qué es lo que han proporcionado los espacios de coworking a sus miembros? Tanto en EEUU como en la UE, la mayoría de los coworkers se sienten menos aislados, han expandido sus redes sociales y han aumentado su productividad y su confianza en ellos mimos casi en la misma proporción.

El coworking mejora la salud – especialmente en EEUU

Los coworkers en EEUU informan a menudo de una mejora en su estado de salud general, en mayor medida que los europeos, desde que se convirtieron en coworkers (66%!). Una posible explicación podría ser que los europeos cuentan con un sistema social básico y de salud menos dependiente del lugar donde se trabaje, o de lo que uno haga. Pero los coworkers en la UE también hablan de una fuerte mejora de su estado general de salud.

Como los espacios de coworking en Estados Unidos ofrecen más beneficios y oportunidades que otros espacios de trabajo, tienen una puntuación general ligeramente mas alta que en la UE (8.5 puntos contra 8.1 sobre una puntuación de 10). No obstante, el movimiento coworking es un gran éxito en ambos lados del Atlántico –tanto para sus espacios como para sus miembros.

comments powered by Disqus
Coworking Resources from A to Z
Profitability of Coworking Spaces