Essensys

Coworkers

¿En qué consiste el coworking entre freelancers y empleados?

Freelancers, empleados y emprendedores trabajando juntos bajo el mismo techo en CSI Toronto

Nexudus - The white-lable management system for coworking spaces
The Profitability Of Coworking Spaces
Cowork 2020 - die deutsche Coworking Konferenz
Coworking Library
The Global Coworking Survey Newsletter
Pixel
Aunque los freelancers siguen siendo los miembros más habituales de los espacios de coworking, el porcentaje de coworkers que se describen a sí mismos como empleados va aumentando, y en la actualidad alcanza alrededor de un cuarto a nivel mundial y un tercio en Estados Unidos. Aproximadamente uno de cada nueve miembros es un emprendedor, es decir, tiene un negocio con empleados. ¿Cómo influyen los diferentes estatus profesionales en las opiniones y expectativas que cada uno tiene con respecto al espacio de coworking? La 2ª Encuesta Mundial sobre Coworking analizó las diferentes necesidades y resultados de estos tres grupos profesionales.

De todos los grupos, los freelancers son los que cuentan con los menores ingresos, aunque también son los que más se benefician de formar parte de un centro de trabajo colaborativo, ya que más de la mitad (¡!) declara haber aumentado sus ingresos de forma significativa desde que se unieron a su espacio de coworking.

Probablemente no sólo hayan mejorado los pagos, sino que también tienen que esperar menos a que les llegue el dinero, ya que trabajan con otra gente en los espacios de coworking. En el caso de los emprendedores (con empleados), este porcentaje es algo menor. Sólo los empleados han sufrido un cambio negativo en sus salarios desde que son coworkers. Dicho esto, uno de cada ocho empleados gana más que los otros grupos, a pesar de contar con un salario mensual fijo.

Cabe señalar que estos resultados están muy simplificados, ya que la naturaleza del trabajo (sector, especialización de la persona/empresa y tipo de cliente) influye en los ingresos más que el estatus profesional. Sin embargo, sí aportan algunos datos reveladores sobre la gran influencia del estatus profesional entre los grupos.

Los resultados también muestran cuánto tiempo cabe esperar que un coworker se quede en un espacio. Por ejemplo, los empleados suelen ser miembros durante una media de tan sólo siete meses. Además, pasan menos tiempo en los espacios de coworking que los freelancers y los emprendedores, por lo que (todavía) no han logrado abrazar todos los beneficios del coworking.

Los emprendedores son los que más aumentan la seguridad en sí mismos cuando se unen a un espacio de coworking
En casi todos los espacios de coworking, los freelancers han ampliado su círculo social y sus redes profesionales (94% y 88% respectivamente). Casi siempre pueden hacer contactos útiles (4,1 en dos meses) y experimentan el mayor aumento en productividad.

En esta encuesta se ha considerado a los miembros de espacios de coworking que cuentan con otros empleados como emprendedores, de los cuales el 92% se sienten más seguros de sí mismos desde que se unieron a un espacio de coworking. Al mismo porcentaje le gusta haber terminado con el aislamiento. Este grupo es el que más se beneficia de poder pasar una tarde relajada en casa y de la posibilidad de mantener sus conocimientos al día.

Uno de cada tres emprendedores va a ampliar su cartera de personal en nómina, con lo cual pertenecerán a la categoría de “negocio con otros empleados”. En cualquier caso, tengan o no empleados, los emprendedores suelen colaborar con los freelancers.

Para los empleados, los espacios de coworking pueden presentar muchos beneficios. Se amplían las redes sociales, se reduce el aislamiento y se aumenta la productividad, incluso aunque el cambio no sea tan marcado como en los otros dos grupos. No hubo ningún aspecto en el que los empleados hubieran sufrido mayormente cambios negativos. Al contrario, los aspectos negativos (como en los otros grupos profesionales) se evaluaron en el rango de valores bajos de un sólo dígito.

Más trabajo en equipo requiere más privacidad

Cada uno de los tres grupos encuestados tiene diferentes expectativas con respecto a su espacio de trabajo. De algún modo sorprendente, los empleados suelen apreciar el hecho de formar parte de una comunidad. Dado que una cantidad relativamente alta de ellos trabajaron anteriormente en oficinas tradicionales, contar con un equipo de oficina básico suele ser uno de los aspectos más importantes, el tercero después de la comunidad y la interacción.

La encuesta también reveló que, para ellos, tener un puesto fijo no es necesariamente un requisito. Por el contrario, el volumen de coworkers sí es un problema, ya que casi uno de cada tres estaba molesto con el ruido de su nuevo espacio de trabajo. Al contrario que otros grupos, la mayor parte de ellos se siente satisfecho con el acceso durante la jornada laboral tradicional.

Para los emprendedores, el potencial de trabajo interdisciplinario es más importante que para otros grupos, y están dispuestos a pagar algo más por un puesto de trabajo. Para ellos, es importante contar con algo de influencia sobre la disposición y el diseño interior del espacio de coworking, ya que éste es un reflejo de su negocio ante sus clientes.
Cuatro de cada cinco emprendedores trabajan en equipos de trabajo móviles o fijos (más que cualquier otro grupo) y, por lo tanto, prefieren contar con un puesto fijo, más que los otros grupos profesionales.

La disposición óptima del espacio de trabajo de un emprendedor es, en cierto modo, paradójica: por una parte, buscan privacidad y un espacio que les permita el trabajo en equipo estrecho; por la otra, debería ser lo suficientemente abierto para incentivar la interacción con los demás. Para cubrir esta necesidad conflictiva, se valoran los eventos realizados en su espacio de coworking.

Antes de entrar en un espacio de coworking, el 64% de los freelancers trabajaba en casa. Esto podría explicar en parte por qué la mayoría no tiene preferencias con respecto a la distribución del espacio de coworking. Como el 70% de los freelancers trabaja de forma independiente, contar con un plan de puesto móvil es suficiente, aunque también se valora en gran medida tener acceso ilimitado a las instalaciones. Además, los freelancers se preocupan más por el precio, en lo que puede que en parte influya el hecho de que cuenten con ingresos más bajos que los demás.

La interacción es fundamental

La interacción es el denominador común entre cada uno de los grupos, y uno de los principales factores de un espacio de coworking. Si tuvieran la oportunidad de cambiar algo en sus espacios de coworking, es de suponer que los encuestados empezarían mejorando la cocina.

Entre los primeros aspectos del listado de cosas para cambiar también se encuentran las soluciones para crear un espacio de trabajo más tranquilo. Sin embargo, los aspectos positivos del espacio de coworking superan a los negativos: tanto a empleados, como freelancers y emprendedores les encanta su espacio de coworking.

Los freelancers son los miembros más fieles

¿Qué nos depara el futuro? La mayor parte de los miembros de cada grupo no tenía intenciones de dejar su espacio de coworking, aunque los más fieles son los freelancers. En el caso de los emprendedores, la cifra era la mitad.
Cuando las empresas superan un tamaño determinado, el espacio de coworking deja de ser adecuado. Que las compañías permanezcan o no en su espacio de coworking depende en gran medida de los servicios ofrecidos, especialmente en lo relativo a salas más amplias y con privacidad.

Los emprendedores son los miembros que más tiempo se quedan, pero también los que más a menudo piensan en cambiar de lugar de trabajo

Sin embargo, se supone que para el responsable del espacio de coworking se aplica lo contrario: una empresa cada vez más grande podría desequilibrar las relaciones entre los miembros del espacio. La salida espontánea de una “gran” empresa podría dejar un agujero en el presupuesto, que suele calcularse mes a mes. Podría ser difícil ocupar varios puestos que se queden vacantes de forma repentina en poco tiempo, lo que resultaría en pérdidas de ingresos y en una reducción de los servicios ofrecidos, a costa de los demás miembros.

Los emprendedores se encuentran entre los miembros más activos del espacio de coworking, suelen hablarles más a sus conocidos sobre su espacio de trabajo y, por lo tanto, también tienen más probabilidades de atraer a nuevos miembros.

Los empleados suelen ser menos activos con el coworking, con una mitad acumulada involucrada de forma externa (25%) o en su espacio de coworking (24%). A la otra mitad le gusta el coworking, pero simplemente prefiere concentrarse en su trabajo. Como los empleados trabajan principalmente en equipos fijos (46%), tienen menos encuentros “nuevos y útiles”, y raramente participan en los eventos, las medidas de integración orientadas a sus necesidades particulares podrían ayudar a mejorar su experiencia como coworkers.

:::

La 2ª Encuesta Mundial sobre Coworking:

1) El nacimiento de los espacios de coworking

2) ¿Son rentables los espacios de coworking?

3) La interacción dentro de los espacios de coworking y entre sí

4) Coworking: previsiones para 2012

5) Los miembros de los espacios de coworking

6) ¿Qué es lo que buscan los miembros de un coworking?

7) La evolución de los espacios de coworking

8) ¿En qué consiste el coworking entre freelancers, empleados y emprendedores? 

:::

Más artículos en breve.

comments powered by Disqus
Coworking Resources from A to Z
Profitability of Coworking Spaces