Essensys

Consejos

El color como herramienta de comunicación en los espacios de coworking

Verde, marrón y blanco es una combinación muy utlizada en los espacios de coworking, como en Green Spaces, en Denver o ..

Nexudus - The white-lable management system for coworking spaces
The Profitability Of Coworking Spaces
Cowork 2020 - die deutsche Coworking Konferenz
Coworking Library
The Global Coworking Survey Newsletter
Pixel
El color es una herramienta de comunicación que también funciona para los espacios de coworking. Puede estimular, tranquilizar, animar o deprimir. Los colores y la decoración juegan un papel importante en un entorno que favorece el trabajo, pero que también fomenta la comunicación, la creatividad y el pensamiento positivo. Invertir tiempo y energía en el diseño de un espacio de trabajo que inspire estas cualidades – sin importar que el gestor del espacio lo haga solo, o cuente con la ayuda de sus miembros – es tiempo bien empleado.

La investigación de los efectos del color en la psicología no es exhaustiva o definitivamente concluyente, aunque existen muchas teorías que se han infiltrado en la práctica habitual del diseño, de acuerdo a sus propiedades emocionales y simbólicas.  Naturalmente, dependiendo del color y del tono –y por supuesto de la personalidad- estas respuestas psicológicas se realzan o se silencian. Pero aquí van las asociaciones más comunes con los colores primarios y secundarios; además de dónde y por qué deberías usarlos.

El rojo se asocia con la energía y la intensidad. Es el color que el ojo percibe primero en la rueda de color; parece que sale hacia nosotros. Por este motivo, el rojo hace que el tiempo parezca pasar más despacio, ya que somos muy conscientes de nuestro entorno. Es también un estimulante físico, que aumenta el pulso y la adrenalina. Por otro lado, algunos estudios sugieren que el rojo perjudica al rendimiento. Por estos motivos, se debe evitar abusar de colores rojos primarios en las áreas de trabajo, puede resultar opresivo e inquietante.

El rojo, sin embargo, puede contribuir a aportar calidez a una habitación y darle profundidad, pintando, por ejemplo, solo una pared, o añadiendo mobiliario, o pequeños accesorios. Al usar el rojo para destacar algo, por otro lado, asegúrate de prestar atención a los detalles: ya que el rojo es el color en el que el ojo se fijará primero, cualquier defecto en la pintura o en la tapicería destacará entre todo lo demás.

Cuando se use el rojo, debe reservarse para grandes áreas abiertas, y utilizarlo con moderación. Da preferencia a los tonos burdeos o rojos apagados, como el color del ladrillo. El rojo es adecuado para las cocinas y los comedores, ya que es un estimulante del apetito –acuérdate de los logotipos de las empresas de comida rápida, la mayoría incluyen rojo.

Aunque también proyecta emoción y vitalidad, el naranja es menos chocante que el rojo, y puede ser usado más libremente en un espacio de trabajo sin resultar invasivo. El naranja es una buena opción si tu espacio tiene un aspecto apagado, ya que lo anima y estimula.

El azul se encuentra en el extremo opuesto al rojo en la gama de emociones. La gente dice ser más productiva en habitaciones azules, aunque no es un color que inspire entusiasmo o creatividad, y puede crear un ambiente frío y poco acogedor.

Además, los azules, junto a los grises, son los tonos que se usan habitualmente para decorar las oficinas tradicionales. Y esa es justo la imagen que los espacios de coworking tratan de evitar. Si se usa el azul en un espacio de trabajo, se debe considerar usar una combinación de colores complementarios, y romper con colores cálidos. Evita usar el azul en la cocina o el comedor, porque es un supresor del apetito; de hecho, en la naturaleza no existen apenas alimentos de este color.

El verde es el color de la naturaleza, y se dice que es calmante y relajante. También calma la vista cansada, y una tonalidad pálida mejora especialmente la capacidad de lectura, por lo que es una buena elección para grandes espacios de trabajo. El verde se asocia con productos ecológicos.

El marrón es el segundo color que se asocia con la naturaleza. Inspira sentimientos de confianza y fidelidad, y crea espacios cómodos y acogedores. Por esa razón, la tapicería marrón, una pared en color chocolate, o los muebles de madera son un buen complemento para una sala de reuniones. Usar madera natural en amplios espacios de trabajo es una manera sencilla de crear sensación de comodidad.

El blanco invoca la sensación de amplitud. Es neutral, por lo que va bien con la mayoría de las cosas, aunque si no se rompe con otros colores, puede ser estéril y soso. Aparte de las paredes, usar blanco para los muebles requiere tiempo y dinero, ya que se ensucian fácilmente, especialmente en un entorno muy transitado como un espacio de coworking. En algunas culturas, el blanco es el color del luto.

A menudo, existe la compulsión de intentar dar amplitud a espacios pequeños y oscuros pintándolos de blanco. Una alternativa es aprovechar esas cualidades y usar estas habitaciones para crear atmósferas acogedoras, cálidas y atractivas. Usa marrones, burdeos y bronces para crear espacios cómodos y sofisticados, perfectos para salas de reuniones informales o zonas chill-out.

Aunque el color amarillo se relaciona con felicidad en el mundo occidental, en realidad aumenta la impaciencia y la irracionalidad. El amarillo es además el color más difícil de mirar y provoca tensión ocular. Por ello, evita usar excesivamente este color en un espacio de trabajo. Los dorados, por otro lado, son más fáciles a la vista, y son una buena manera de añadir un toque de lujo y elegancia a un espacio de trabajo sin gastar mucho. Una opción pueden ser los zócalos o las cornisas.

El negro absorbe toda la luz del espectro de colores, así que evita usar bloques en negro, que pueden resultar opresivos. Es también el color del luto en las culturas occidentales, por lo que puede acabar con la positividad de un espacio. Por otro lado, el negro se considera un color técnico, por lo que puede ser una buena elección en espacios orientados hacia hackers o freelancers tecnológicos. También indica poder y control. Un par de cojines negros pueden dar a tu espacio sensación de fuerza y poder.

Lospúrpuraspálidos, como lavandas y lilas, son calmantes y relajantes, y no estimulan el entusiasmo o la creatividad, así que deben evitarse en áreas dedicadas a trabajar. El morado real, sin embargo, significa realeza (nada sorprendente) y salud. Es poco común en la naturaleza, y puede parecer artificial.

A pesar del hecho de que hasta la segunda mitad del siglo 20 elrosa–que es una tonalidad de rojo- se consideraba un color masculino, actualmente se vincula con feminidad. Se cree que el rosa tiene un efecto calmante, y hay quien pone como ejemplo las celdas en cárceles pintadas de rosa con el objetivo de reducir la agresividad de los reclusos. Es una creencia controvertida, pero dada su asociación con lo femenino, no se presta por sí mismo a la decoración de un espacio de coworking.

Previous | 1 | 2 | Next
comments powered by Disqus
Coworking Resources from A to Z
Profitability of Coworking Spaces